Empleo en cuarentena: despidos, suspensiones, precarización y negreo
05/01/2020

La caída de los puestos de trabajo que comenzó con Mauricio Macri se profundizó durante la Pandemia y Salta es uno de los puntos más vulnerables.

El país atraviesa una crisis sanitaria y económica pocas veces vista, que pronuncia el devastador paso durante cuatro años de la gestión macrista y que por ahora resiste con ayuda del estado.

En las últimas horas se conoció el estado en números que dejó el ex presidente en materia laboral: tasa de desocupación del 9%, 245.000 despidos en el empleo formal y brutal proliferación de trabajadores informales, precarizados y subocupados. Caso contrario, durante los doce años y medio de los Kirchner, la desocupación había bajado del más del 20% al 6%, cifra, esta última, que fue aumentada en un 50% sólo en el primer año de Macri.

El Coronavirus penetró sin pedir permiso en el bolsillo de cada argentino y esto lo expresa el CERX en su última investigación, que indica que el 70% de la población no puede acceder a los alimentos e insumos básicos para subsistir y no logran cruzar la temible línea de la pobreza, en tanto que desde la OIT advirtieron que “mujeres, trabajadores informales y monotributistas, entre otros, enfrentan mayores riesgos de perder su empleo y de sufrir el deterioro en la calidad de sus condiciones laborales” y que se podrían perder 340.000 puestos de trabajo en el año. Aunque el mundo no es ajeno a estos efectos: el mismo organismo vaticinó una pérdida total de casi 200 millones de empleos en todo el mapa.

Si bien no existen aún datos estadísticos oficiales de marzo y abril en cuanto a la situación laboral de los argentinos, basta ver la dinámica de nuestra economía: la imposibilidad de abrir sus puertas hizo que algunos rubros cambien drásticamente las condiciones de los trabajadores, como los restaurantes y cafeterías, que suspendieron y echaron gran cantidad de empleados (muchos de ellos, trabajadores en blanco) y solucionaron la atención al público sobre las espaldas de los repartidores en bicicleta y moto (aumento del trabajo informal). La ausencia de muchas changas en las calles debido a las medidas de seguirdad sanitaria también significa un duro cachetazo a los trabajadores informales: en Salta a los trapitos ya ni se los ve y en Buenos Aires los cartoneros apenas pueden operar de manera reducida en pocos sectores.

La actitud «derrotista», queremos creer, de la cúpula de la CGT para ceder el 25% ante los empresarios industriales desnuda, también, el avasallador ritmo con el que las empresas se salvan a costa de los trabajadores, a quienes o dejan en la calle o les quitan la cuarta parte del salario.

Otro dato que grafica la precipitación de la capacidad productiva de hombres y, principalmente, mujeres que genera el aislamiento social es la cantidad de personas que son asistidas por el Gobierno Nacional a través del Ingreso Familiar de Emergencia.

Queremos que sepas que ASIESTAMOS.TV desarrolla cada artículo periodístico con rigurosidad y seriedad, a través de un grupo de jóvenes profesionales y estudiantes de la comunicación. Es por ello que apelamos a tu buena voluntad y solidaridad para que te unas y apoyes este proyecto comunicacional de la Asociación Manos. Ayudanos a seguir construyendo este espacio digital de información.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

ESCUCHÁ LA PATRIADA SALTA

Videos de Facebook